Recent Posts

martes, 30 de marzo de 2010

Pies Descalzos

El almanaque, aunque no el termómetro, me dice que estamos en otoño.


Yo detesto el frío. Me pone de mal humor, me dan calambres y contracturas, me visto como una cebolla y tirito de chuchos constantemente. Pero como en el yin yang, todo lo malo tiene algo de bueno y el yin de mi otoño-invierno son los zapatos.


Las botas caña alta, media y baja, las botinetas, los zapatos, los stillettos, las chatitas; con taco y sin taco, de cuero, de nobuk, de gamuza, de charol, y miles de etcéteras. Las vidrieras se llenan de cosas preciosas (mucho más lindas que en verano) y a mi se me cae la baba en cuanta vitrina me muestre la nueva colección.


Por lo general me cago en que todavía haga calor y empiezo a comprar. Arranco la temporada con dos pares, uno del color de la temporada y otro bajo y sin taco, negro o marrón, para andar todos los días. Cuando vamos llegando a agosto, me compro algún otro par que se este liquidando. Ya se que tres pares no es demasiado, pero recuerden que siempre fui una personita de recursos económicos limitados.


Cuál es el problema ahora? Cuál es el trauma del día?

Que mi presupuesto limitado acaba de recategorizarse en nulo.


Estoy conteniéndome, atándome a un árbol, autoabofeteandome para no ir por Santa Fe a chusmear, porque para mi mirar es imposible y siempre termino sacando la Visa. Eso, con las cuotas de mi aspiradora, unos jeans de Charly y el aire acondicionado implicaría que la señorita vendedora me rechace el plástico y pase el verano de mi vida. Que ironía, en pleno otoño…


Lo peor es que ahora todo lo veo en su versión zapatos. Por ejemplo, en este momento Tito esta en el taller. Son 350, me dijo mi padre, y automáticamente pensé que bien podrían ser mis botas negras de uso diario (las cuales tengo que comprar si o si porque regale las del año pasado). Ayer en la reunión de consorcio hablaban de aumentar las expensas y yo me despedía mentalmente de esas hermosas botinetas verdes vi en la Shop.


Encima la gente tiene el tupé de decirme que tengo un montón de zapatos! Vení para acá, escuchame una cosita, te voy a explicar, a) no tengo ningún montón, montón tendrá Madonna, b) regalo zapatos permanentemente, soy una chica solidaria y desprendida, c) lo que pasa de moda no se stockea, hacé de cuenta que no existe, si todavía lo tengo es porque me salió un ojo de la cara y tengo la esperanza que la moda vuelva y d) justo justito ese color que quiero no lo tengo, okey?


Uff, me descargue!

Pero no me siento mejor por eso, no se crean. Ahora mismo, mientras tipeo con mis pies descalzos sobre el puff blanco, los veo tan pequeños, tan desprotegidos, tan desnudos… Y yo sin poder hacer nada por ellos.


Está por empezar el invierno y al parecer voy a enfrentarme al mismo sin el único incentivo capaz de motivarme a vestirme en las mañanas. Estoy condenada a pasar por la estación más cruel de año, la que me obliga a andar doblada de frío y con la cabeza agacha, sin siquiera algo bello cerca del suelo a donde dirigir mi mirada.


Snif, se me pianta un lagrimón, carajo!

7 somatizaron conmigo:

NaRa dijo...

Bueno querida amiga... te tengo una noticia que quizas te haga sentir mejor: Pronostican calor hasta mayo! Por lo cual podrás ahorrar suficiente para comprarte no uno sino 2 pares de botas, como pienso hacer yo :D, ya que las liqluidaciones de remeras y la primera remesa de poleras de modal se han llevado los pocos pesos que tenia... pero eso sí eh! Ya tengo una polera de cada color :D Si se me caga el lavarropa no me voy a hacer problema jajajajaja

Aunque yo creo que el verano trae más opciones para adquirir, tengo casi todo medio tiempo, pero todas mis botas altas murieron en el último y laaaargo invierno, estación que yo también odio!

Parece que el otoño tardará en instalarse en el aire (auqnue mi alergia no diga lo mismo) así que aprovechemos

Besos

Suicide Blonde dijo...

Con los zapatos no se jode carajo!

Quiero mudarme, lo que implica ahorrar en todo lo que pueda, pero cuando de ropa, zapatos o carteras se trata, pienso: Ya fueee. Me quedo viviendo con mi mama hasta los 50...

Un beso!

Ela dijo...

Nara, amigaza, por un lado me das animo con tu comentario, no voy a tener que usar botas por algun tiempo mas lo que implica que no se notara que son las mismas del año pasado, pero por otro lado BASTAAA!!! YA NO QUIERO VER MAS ESAS PUTAS CHATITAS!!! Me canse de los pantalones blancos, las chatitas lilas y la depilacion permanente de mis axilas... Quien me entiende?

Blonde, diosa, dejame darte un consejo gratis sin que nadie me lo pida y es el mismo que le di a una amiga con tus mismos planes. Stockeate de zapatos y carteras, jeans buenos (si son de los que se pueden usar con 5 kilos arriba y 5 abajo mejor) y comprate un par de abrigos buenos. La independencia es una gran mentira, te volves dependiente del indec y carrefour...

Ramiro dijo...

jajajaj, veo que sos fanática de las botas y etc...

Ela dijo...

Hola Rami, si, tanto como de Andres Calamaro, pero a él tmb ya le llego el ahorro y me bajo los temas en vez de comprar el CD, asi que en cualquier momento me veran usando botas viejas compradas en ferias americanas

buahhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!

Lila (intima a diario) dijo...

Che... te quiero seguir y no sé donde hacer clic :(

Ela dijo...

Hola Lila, bienvenida a mi humilde morada
no entiendo la pregunta, como donde hacer clic?

Publicar un comentario