Recent Posts

jueves, 29 de abril de 2010

Home Sweet Home I

La situación era insostenible. No daba para más. No veía la hora de tener mi casa, de tener un lugar a donde quisiera llegar, a donde me gustara pasar el tiempo, rodeada de mis cosas y regida por mis reglas.

Ese lugar estaba. Existía. Me esperaba. O mejor dicho lo esperaba yo a él.

Con la venta de la quinta se había comprado un departamento de dos ambientes. Si, si, una casa con terreno en provincia equivale a un dos ambientes en zona sur de capital federal, tristísimo. Pero para cuando se realizó la transacción yo no contaba con los medios como para habitarlo, por lo que se alquiló.

Así lo vi alejarse dos años en el tiempo. Para ese entonces ya me incomodaba vivir con mi papá, pero él se ocupó que en ese tiempo mi malestar se acrecentara potencialmente mes a mes, día a día, hasta concluir que solo mi vieja lo banca aunque merece estar solo. Igual, debo decir, que a la distancia nada se ve tan grave y aprendí a quererlo nuevamente.

Durante ese tiempo me tuve que ocupar de convencer a mi viejo que me sirva de garante, de calmar el llanto de mi vieja causado por la ida de su única hija, manipular a mi abuela para que haga su parte con mi abuelo, pelear un precio bajo de alquiler y hacerles creer a todos cuan responsable y solvente era yo. Al menos lo suficiente como para vivir sola.

La parte más complicada fue convencer a mi abuelo, primero de que me alquile el depto y segundo del beneficio de un precio preferencial. Y cualquiera que me escuche (o me lea) dirá, que yegua, pobre viejo, un jubilado al que le reducen los ingresos por los caprichos de su nieta. Pero no es tan así.

Por un lado, mi departamento contrajo una pequeña deuda por gastos inmobiliarios que se pagó con gran parte de los alquileres, por lo que tampoco mientras estuvo alquilado pudo aumentar sus ingresos. Y por otro lado, el departamento es de mi viejo, heredado de sus padres en vida y siendo yo hija única, lo pongan como lo pongan, en definitiva es mío. Y si continúo con los motivos, para qué tener una propiedad si no podés ayudar a tu hija/nieta/familiar/loquesea?

Para enero del año pasado ya tenía el ok de todos, menos el del nono, pero de eso se encargaría mi abuela. Igual debía mantener todo bajo el manto de la discreción, ya que si mi tía (hermana de mi viejo) se enteraba pondría el grito en el cielo por más que ella nada tenía que ver con esta propiedad.

En teoría el contrato se vencía en julio, pero alquilarlo a una persona conocida nos obligo a ofrecerles quedarse el tiempo extra que deseen. Nunca me quejé y lo entendí plenamente, pero la fecha incierta hacía que mi maratón hacia la independencia tuviera una meta difusa.

Mientras tanto yo seguía averiguando precios de todo lo necesario para mi mudanza, pero estaba atada de pies y manos para la compra por la falta de lugar donde poner las cosas, básicamente.

Sólo me animé a comprar el escritorio para la computadora, ya que en la casa de mis viejos siempre había usado una mesa que en mi nuevo hogar serviría (y lo sigue haciendo) para comer. Como digo yo, es la mesa que está destinada a jamás cumplir su verdadera función: es una mesa de cocina, que sirvió de escritorio y ahora decora mi living.

Un fresco día de otoño me confirman que el escritorio estaba listo y podía pasar a buscarlo esa misma tarde. Negada a pagar un flete, le pedí a mi viejo que me lleve a buscarlo y que invente una forma de meterlo en el coche. Cuando estábamos en camino mi viejo me dice:
- Sabés donde esta la abuela en este momento?
- mmm no, dónde?
- En la inmobiliaria…
No terminó de decirme eso, cuando mi celular sonó. Era mi abuela:
- Ya tengo la llave!

Con el auto en marcha nos dirigimos a la casa de mi abuela, se subió al coche y partimos los tres llave en mano hacia el departamento.

(...)


Este es el escritorio en cuestión, y el porta CD´s haciendo juego.

5 somatizaron conmigo:

Briks dijo...

nada, pero NADA como TU espacio

allí donde sos amo y señor y haces y deshaces a tu antojo

Ela dijo...

jajaja Gracias Briks, falta informacion aun... El sabado se cumple un año de mi independencia (es una forma de decir, obvio)

Suicide Blonde dijo...

Te felicito querida!

Nada mas lindo que el espacio de una!

Yo necesito mi espacio URGENTE!

Tengo que cortar el cordon pronto... o voy a terminar internada! jaja!

Beso!

YO, EL POLAKO dijo...

Acá estoy! llegué :)

FELICIDADES POR LA INDEPENDENCIA!

Yo pensé todo lo contrario, pensé "Qué onda que el abuelo no se decide a ayudar a la nieta? una nieta que paga alquiler y todo..."

En fin... cada familia es mundo!

Un beso.

Ela dijo...

Bonde, nadie estaba mas desesperada que yo, eso te lo puedo asegurar! respira profundo y enfoca tu meta. y cuando estes a punto de clavarle a alguien un tramontina, corre a la compu, escribime que te rescato y te hago un lugarcito en mi hogar, un futon de 2 plazas te va? jajaja

Pola, que buena onda, x eso me caes bien, xq en vez de pensar como los egoistas, ineptos y retrogrados de mi familia y ver el problema, miras mas alla y ves la solucion simple y practica al alcance de tu mano. sos un groso! Gracias x pasar

Publicar un comentario